Comidas típicas chilenas

Tortilla de Rescoldo

Si no sabes qué hacer con las cenizas de un asado, te cuento que existe una antigua tradición chilena que puedes empezar a seguir: Cuando las cenizas de las brasas que te ayudaron a hacer la carne a la parrilla aún estén calentitas, puedes empezar a preparar unas exquisitas tortillas de rescoldo.

Después de eso, sólo tendrás que preocuparte de hervir el agua para el té y el café, sacar la mantequilla y moler una buena palta para acompañarlas.

Ingredientes

  • 4 tazas de harina sin polvos de hornear
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 2 tazas de agua hervida tibia
  • 1 cucharada de sal
  • 250 gramos de manteca

Información de la Receta

  • Dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación : 45 minutos
  • Comensales : 8 (4 unidades)
  • Preparación previa : No
  • Componentes : Harina
  • Fecha : 08/10/2014

Preparación

Asegúrate de que las cenizas estén calientes y el fuego de la parrilla aún encendido. Ahora comienza con la preparación dejando la harina sobre una superficie y agregando el bicarbonato. A la mezcla, hazle un hoyito al medio y agrega la manteca derretida, el agua y la sal. Amasa todo, mezclando suavemente, hasta que quede una pasta suave.

Separa la masa como para hacer cuatro panes, haz una pelotita con cada una y luego aplástalas hasta formar las tortillas.

Retira cenizas del fuego, pónselas a las tortillas por lado y lado y devuélvelas a la parrilla (también las puedes meter al horno, pero no quedan igual) entre las brasas calientes. Espera unos 15 minutos, retíralas y con un cuchillo raspa y elimina las partes quemadas.

Presentación

Colocar en una panera envueltos con una servilleta de tela para conservar su calor

Pan, con harina, agua y fuego te levantas. Espeso y leve, recostado y redondo, repites el vientre de la madre, equinoccial germinación terrestre. Pan, qué fácil y qué profundo eres".

Pablo Neruda, Nobel de Literatura 1971.

Como amasar

Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

Vistas Recientemente

Gastronomía Insólita

Tradiciones Chilenas La Minga y el Curanto