Comidas típicas chilenas

Porotos con Mazamorra

El problema con las recetas tradicionales es que asustan al cocinero novato, e incluso al no tan novato. Normalmente no son muy difíciles, pero están llenos de expectativas e incluso con la receta exacta en la mano nos tiembla la mano y caemos en la duda, ya que la competencia y el margen de comparación es legendario: los porotos de la mamá, de la abuela, de la suegra, de la tía del sur, de la pica de la vega, etc, etc. En resumen, los platos caseros y tradicionales, nos ponen la vara alta ya que siempre hemos probado algo mejor y además, como el mismo concepto de tradición demanda, no hay espacio para muchas innovaciones o aportes creativos.

Ingredientes

  • 1kg porotos granados (como 1/2 kg desgranados)
  • Unos 300 grs de zapallo (calabaza)
  • Una rama de albahaca
  • 2 choclos medianos
  • ½ pimentón rojo chico picado
  • 4 cucharadas de aceite
  • Sal, ají de color, merkén,oregano

Información de la Receta

  • Dificultad: Media
  • Tiempo de preparación : 90 minutos
  • Comensales : 4
  • Preparación previa : No
  • Componentes : Verduras,condimentos
  • Fecha : 18/01/2015

Preparación

Básicamente los porotos granados siguen la misma lógica que los porotos secos. En una olla se ponen a cocer con agua que los tape unos 3 a 4 dedos sólo con un poco de sal. En paralelo hay que pelar y picar el zapallo en cubitos. Para pelar el zapallo primero hay que cortarlo en trozos más chicos, creo que ya dí este consejo en otro post pero lo repito por si acaso. Luego hay que pelar y sacarle los granos a los choclos, cosa que creo que nunca había hecho y que al principio me costó y asustó. Es la mala costumbre del choclo congelado, en todo caso no es imposible, sólo requiere un poco de fuerza. Finalmente picamos la cebolla en cubitos pequeños.

Cuando hayan pasado 15 minutos desde que los porotos comenzaron a hervir en la olla, agregamos los zapallos picados. En paralelo hacemos el sofrito calentando el aceite, o si no tienes problemas de colesterol puede ser manteca, agregando aliños que tradicionalmente es el ají de color, pero también puede ser merkén, orégano y pimienta. En internet encontré algunas versiones en que se le agrega tomate o salsa de tomate a esta mezcla, la verdad es que nunca los he comido así asi que no lo intenté. Como tercer paso paralelo metemos los granos del choclo en una licuadora junto con las hojas de albahaca (todo esto previamente lavado). Para que el choclo se muela bien podemos robar un poco de caldo de los porotos y molemos todo. Esa es la mazamorra que va a l final.

Al minuto 20 o 25 de cocción agregamos el sofrito de cebolla y revolvemos dándole unos minutos más, hay que tener ojo que los porotos no queden demasiado blandos, así que en general la cocción no toma más de 40 a 45 minutos. El paso final es como magia. Hasta ese momento tendremos un caldo de porotos no muy atractivo, pero que se transformará totalmente con la mezcla de choclo y albahaca molida. Para eso es importante apagar el fuego y luego agregar revolviendo con una cuchara de palo la mezcla a los porotos. En un par de minutos todo se espesa y se transforma en el tradicional plato veraniego de toda la vida. Quizás aún no legendario, pero las grandes leyendas dicen que es sólo práctica.

Presentación

Un top de bistec frito y deliciosa y sana ensalda chilena.

Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

Vistas Recientemente

Gastronomía Insólita

Tradiciones Chilenas La Minga y el Curanto