Diversidad Cultural

Rodeo

Los rodeos en Chile son una obsesión nacional. Representan una oportunidad para que los chilenos observen a algunos de los jinetes más hábiles del continente y también celebrar la identidad nacional.

Ya sea en el rodeo, en las calles de la ciudad o en los pueblos rurales, el huaso, o cowboy chileno, infunde respeto. Los huasos inspiran un sentido de orgullo nacional entre sus compatriotas, engalanados con sus ponchos multicolores, pantalones de cuero, grandes espuelas, y sombreros o chupallas. Son representantes icónicos de una cultura rural que se ha mantenido por más de cuatrocientos años.

Las raíces de la cultura huasa se remontan al siglo 16, con los primeros colonos europeos que llegaron a Chile. Tras no encontrar ni oro ni plata en el país, los colonos españoles rápidamente identificaron el potencial que tenía la zona central de Chile para la agricultura y la ganadería.

El terreno agreste y montañoso implicó que los vaqueros encargados de guiar al ganado desde los campos de pastoreo a los corrales cercados se convirtieran rápidamente en jinetes expertos. Los huasos pasaban días en las montañas, cuidando y rastreando a las manadas, sobreviviendo con dietas exiguas. Los huasos criaban caballos selectivamente por su robustez y resistencia, y hasta el día de hoy sólo se permite el uso de caballos chilenos en los rodeos.

En el siglo 18, se construyeron grandes corrales rectangulares en las comunidades rurales con el propósito de practicar y enseñar las técnicas de arreo y corraleo entre los huasos. Los habitantes de los pueblos asistían como espectadores a las sesiones de arreo, y se fue desarrollando un sano espíritu de competencia entre los jinetes. Se otorgaban honores y premios a los huasos más hábiles técnicamente, y así nació el rodeo chileno.

A fines del siglo 19, el corral rectangular se había convertido en un corral en forma de media luna. La medialuna se usa hasta el día de hoy y hace que el cabalgar sea más elegante y fluido, aumentando el atractivo del rodeo como deporte espectáculo. Las décadas siguientes, las reglas y sistemas de puntos del rodeo fueron estandarizadas a nivel nacional. Surgieron competencias anuales por todo el país y las noticias sobre los logros de los jinetes expertos se propagaban desde las comunidades locales hacia la audiencia nacional.

Print Friendly Version of this pagePrint Get a PDF version of this webpagePDF

Gente y Cultura

Comida y Tradiciones